Mi querida amiga, Dôra!

Mi querida amiga, Dôra!

09h06 - 03/09/2007

Una coincidencia que no sabía: los dos asumimos en setiembre de 1996.

En todos estos años, mi querida amiga, solo tengo que agradecer lo mucho que me ayudaste cuando lo necesité. Es una suerte para mí que no haya tenido la ocasión de tratar mucho contigo, pues a pesar de las pocas ocasiones que tuve de trabajar a tu lado, aún así, te tengo un enorme cariño y respeto. Tan es así, que no pude evitar derramar algunas lágrimas cuado leí el hermoso trabajo que te hicieron tus colegas, compañeros de trabajo y amigos.

Dora: concuerto totalmente con los hermosos conceptos que derramaron sobre tu persona tus amigos y los hago míos, pues sentí en muchas ocasiones tu extraordinaria vocación de servicio y calidez humana.

Primero fue Helio, ahora sos vos, y muy pronto todos tomaremos ese merecido descanso y el derecho al relax. Pero COMO SE SUFRE!!!!! Saber que no voy a poder pedirte ayuda, que ya no podré llamar al "ramal" 5230 para el auxilio o el consejo... Me va a costar...

Espero que el éxito acompañe tus nuevos desafíos. ESTOY SEGURO que ese prolífico cerebro con lo que DIOS te ha bendecido continuará trabajando y creando y produciendo y sorprendiendo.

UN FUERTE ABRAZO, mi amiga y HASTA SIEMPRE.

Un beso grande,

Abel Gimenez Toledo

Versão para impressão